importancia-de-desmaquillarse-en-el-cuidado-de-la-piel

Muchas mujeres consideran excitante y placentero maquillarse, pero tedioso y aburrido desmaquillarse. Tal vez, esta opinión corresponda a que en el primer caso buscamos mejorar el aspecto y sentirnos atractivas, mientras que el segundo nos recuerda que es “es hora de ir a la cama”.

La piel es un órgano que necesita respirar y oxigenarse. No hay mejor momento para hacerlo que en las noches, cuando el organismo está relajado. Liberar los poros de todo rastro de maquillaje e impurezas contribuye a su salud y asegura un buen equilibrio dérmico. La labor de limpieza será más sencilla si utiliza productos de maquillaje suaves y naturales; las bases gruesas y pesadas, las máscaras de ojos o pestañinas densas, los labiales mates de colores profundos, entre otros, serán más difíciles de retirar el rostro con efectividad.

Desmaquillarse paso a paso

  • Empiece por prepararse para este proceso recogiendo su pelo con una banda elástica o un gancho sujetador. Conviene también cambiarse la ropa utilizada en el día para tener la mayor comodidad posible.

Porqué te debes desmaquillar

  • Esparza sobre su rostro y cuello el producto limpiador de su preferencia, haga un pequeño masaje en forma circular con las yemas de los dedos. Evite aplicar la limpiadora en los ojos y la boca, estas áreas deben ser tratadas con un artículo diferente. Algunas personas prefieren utilizar jabón, si es su caso tenga en cuenta que debe elegir uno a base de glicerina o aceite de oliva (sobre todo si su piel es normal o con tendencia grasosa) y evitar los jabones alcalinos. Algunas casas de cosméticos ofrecen geles naturales que funcionan muy bien; en este caso se debe untar sobre la piel ligeramente humedecida.

desmaquillar

  • Retire el limpiador con movimientos siempre ascendentes, con la ayuda de una mota de algodón orgánico o trozos de muselina suave y natural humedecidos. Invertir un poco de dinero en la muselina tiene la ventaja de reutilizarla, porque se puede lavar con jabón suave y agua después de usarla. Enjuague la muselina o cambie la mota de algodón por una nueva. Vuelva a humedecerla y repita este procedimiento. Si eligió el jabón o el gel para su trabajo de limpieza, retírelos escrupulosamente con abundante agua tibia para eliminar cualquier rastro.
  • Dedique un momento a sus ojos. Los aceites suaves y naturales como el de oliva y almendra pueden ayudarle a retirar con facilidad el maquillaje de esta área. Vierta unas gotas de aceite sobre una mota de algodón o una muselina y recorra el párpado superior de adentro hacia afuera. Quite el maquillaje de la parte inferior del ojo de manera contraria (de afuera hacia adentro) envuelva el dedo índice en la muselina y páselo por las pestañas superiores con cuidado. Un truco para hacer más efectiva esta labor es parpadear varias veces sobre el paño con aceite. Para terminar tome un trozo de algodón limpio o la muselina y retire el exceso de aceite.

desmaquillaje

  • La boca puede desmaquillarse siguiendo las mismas indicaciones para los ojos. Lo más práctico es aplicar el aceite sobre la superficie y luego pasar el algodón o muselina. Acabe con un ligero masaje con las yemas de los dedos por todo el contorno.
  • A algunas personas les gusta concluir el trabajo de desmaquillarse con un tónico. Éste es un paso opcional y depende de su tipo de piel. El tónico se puede aplicar de varias maneras. La más común es empapar una mota de algodón con el producto, escurrir y pasar sobre la piel.
  • Algunos expertos recomiendan concluir este procedimiento sacando la piel. Nosotros le aconsejamos todo lo contrario. Permita que su rostro disfrute de la humedad y déjelo secar lentamente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Abrir chat
Hola