Después de la higiene, el tónico es el producto que revitaliza nuevamente la piel, arrastra los posibles restos de la crema limpiadora que puedan quedar y, muy especialmente, tonifica el tejido cutáneo. La loción se aplicará de forma generosa, se dejará secar de forma natural sobre la piel y, sólo después de asegurar su completa absorción, se procederá a secar el excedente con una servilleta de papel.

Crema Facial Hidratante

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Abrir chat
Hola