Es fundamental darse un baño diario para ayudar a purificar el cuerpo y a tonificar la piel.

Como ducha alternante de agua caliente y fría o ducha de contraste o también ducha escocesa, se conoce el procedimiento de alternar el duchar con agua de temperatura caliente y fría. Se emplea en la hidroterapia, que es la utilización del agua como agente terapéutico.

El agua caliente dilata los vasos sanguíneos, favoreciendo la transpiración, relajando los músculos y las articulaciones y haciendo fluir la sangre y calor a la dermis, teniéndose la sensación ligera de elevación de la temperatura corporal. Al contrario el agua fría encoge los vasos sanguíneos, reduciendo posibles inflamaciones o congestionamientos superficiales. Asimismo produce mayor afluencia de sangre hacia los órganos interiores.1 La ducha alternativa de agua caliente-fría reactiva la circulación sanguínea y tonifica la piel. También ayuda a recuperar energía y mejorar el estado de ánimo general de las personas. (Wikipedia)

Consejos para una ducha saludable

  • Con una ducha al día es suficiente para estar limpio y aseado. El agua debe estar tibia porque a temperaturas mayores la piel se seca y puede llegar a cuartearse
  • En caso de más de una ducha al día, limitar el uso de jabón a la primera
  • Conviene que el gel incluya en su composición extractos de aceite vegetales (mantienen y regeneran el manto protector de la piel) y que además respete el PH de la piel. Lo ideal es que el índice se encuentre en torno al 5,5, pero no más del 6,5
  • El sector cosmético está sometido a una fuerte regulación, pero no está de más comprobar que el producto de baño adquirido dispone del listado de ingredientes, que la información está en castellano y que en ella figuran los datos de un fabricante de la Unión Europea o con responsabilidad en ella
  • Se debe ser cuidadoso en la aplicación del gel de baño. No conviene hacerlo con fuertes fricciones, ya que podemos agredir a nuestra piel. Basta un leve masajeo con la mano o con una esponja muy suave para retirar la posible suciedad del cuerpo
  • No hay que descuidar la hidratación después de la ducha (previene la tirantez y la sequedad de la piel) ni su secado, de manera especial en axilas, ingles y pies, para evitar la aparición de infecciones fúngicas

Fuentes: Doctor Julián Conejo-Mir, Presidente de la AEDV (Academia Española de Dermatología y Venereología) y Catedrático de Dermatología, y STANPA (Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética)

tonificar la piel

Otra opción es un baño de tina y añadir una esencia al agua con la que nos vamos a bañar y se hace de la siguiente forma.

Receta para tonificar la piel

Precisas:

  • 6 gotas de aceite de lavanda.
  • 6 gotas de aceite de sándalo.
  • 230 gramos de sulfato de magnesio.

Forma de preparar:
Mezcle el aceite de sándalo y lavanda.
En seguida aumente un poco de sulfato de magnesio, esto para ayudar al cuerpo a liberarse de las tensiones tanto físicas como emocionales.
Mezcle perfectamente.

Modo de emplear:

  • Ponga esta esencia en el agua con la que se da el baño.
  • Debe permanecer en el agua mínimo 20 minutos para lograr resultados positivos.

Baño diario para tonificar la piel

Club expertas – prueba el acondicionador de piel nivea bajo la ..

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Abrir chat
Hola